In La Sala que Habito

La Sala que Habito es un ciclo que organiza la Secretaría de Cultura municipal, invitando a artistas contemporáneos a investigar y producir una obra artística pensada explícitamente para una sala del Cabildo cordobés. Los artistas se desempeñan con un presupuesto asignado por esta Secretaría, trabajando a puertas abiertas entre uno y tres meses para presentar su propuesta al público. Finalizado su ciclo, son ellos mismos los encargados de invitar a los próximos artistas, promoviendo de esta manera un método horizontal de selección de participantes. Aprovechando su localización en el edifico histórico frente a la Plaza Mayor de la ciudad, LSQH se propone como desafío la búsqueda de lenguajes y acciones artísticas contemporáneas capaces de incluir a cada vez mayor cantidad y variedad de público.

Por La Sala pasaron 12 proyectos: “Taller de Baldosas del Proyecto “Anda” con Fabrizio Caiaso e Inés Martino; Susana Gamarra con “Sodoma y Gamarra”; Elisa Canelo con “Otra Ciudad es Posible” (imagen); Eugenia González con “Acciones para un mundo menos refinado”; Lucas Despósito con “El habitante del espacio interior” —compartió el espacio con Diego Galíndez y Belkys Scoamieri—; Juan Gugger con “La actualidad es la pausa inter-crónica en la que nada sucede”, Martín Carrizo con “Construcciones”;Noel De Cándido con su proyecto “PULSE”, Constanza Chiappini con “Cantera —dinamitando el paisaje de Córdoba en imágenes—“, y la instalación de Dianela Paloque (“Entre el espacio y yo, no haynada más que la piel”); “Entrevistas” de Martín Russo; y Mercedes Zamar, Samantha Ferro y Mariano Grebnicoff con “La Sala del Deseo”.

Miradas de habitante
Compartimos testimonios de algunos de los habitantes que pasaron por LSQH, repasando el desafío de producir obra en un espacio público y las potencialidades que abre el proyecto, tanto para los artistas como para la institución y los ciudadanos.

.::.. Eugenia González Mussano
Proyecto #4: Acciones para un mundo menos refinado

EXPERIENCIA LSQH. La Sala me dio la posibilidad de desarrollar y pensar el proyecto Acciones Para un Mundo Menos Refinado, haciendo públicas y abiertas una serie de micro-acciones, que en su origen habían sido desarrolladas en mi intimidad. El proyecto se planteaba la pregunta sobre sí el arte puede aportar una visión distinta de nuestro entorno y generar nuevos sistemas, nuevos modos de relación. Se trató de una propuesta de trasfondo utópico que intentaba verificar, a corto plazo, la posibilidad de transformación social. Me sirvió para ver que estaba hablando de amor y de cómo hablar de amor desde el arte hoy.

PÚBLICO. El proyecto APUMMR fue pensado específicamente para esta Sala con la sospecha de que allí, por sus condiciones de ubicación en el centro de la ciudad, iba a ser posible un contacto con personas no especializadas en del campo del arte. Esto sucedió escasamente, el público fue poco y terminaron asistiendo a las propuestas, en general, artistas conocidos. Igualmente los pocos contactos que tuve fueron fundamentales para replantearme el proyecto.

PROYECCIÓN. LSQH es un proyecto que tiene potencialidad de crecimiento, siempre que haya disponibilidad de presupuesto y gestión. Además creo que es inédito en Córdoba una residencia de este tipo, generada desde la Municipalidad.

Eugenia González Mussano está presentando la muestra Hasta que tenga sentido en la galería Bluma de Córdoba junto a Lucas Despósito. Además prepara su muestra Otra posibilidad en la estación de las tormentas, a presentarse en la sala del subsuelo del Fondo Nacional de las Artes en Buenos Aires —última muestra del programa de estaciones de su proyecto Una Posibilidad.

.::.. Lucas Despósito
Proyecto #5: El habitante del espacio interior

EXPERIENCIA LSQH. Fue importante por la posibilidad de experimentación en una instancia pública. En general los momentos de incertidumbre, cambios antojadizos y caóticos son preservados en la intimidad del taller. Las posibilidades y características de trabajo que tiene La Sala, físicas materiales e institucionales, incluida la aparición de otro-participante-espectador me resulto como un catalizador de procesos.

PÚBLICO. La circulación mientras estuve fue de tres tipos de espectadores. Uno el invitado artista amigo dispuesto a trabajar, a acompañar y compresivo con el proceso.Otro espectador el visitante turista, curioso por ver algo, cualquier cosa que pase. En general muy dispuesto a charlar y también con la necesidad de conocer no las obras en sí sino la historia del cabildo y llevarse un panorama sobre su gestión.El último espectador y más recurrente es el buscador de oficinas y baño, que a veces se tomaba el tiempo de preguntar ver y otras no.

PROYECCIÓN.
Una de las potencias de La Sala es la posibilidad de dialogo e interpelación con público, el dialogo en otros términos y poner en duda las ideas. Por otro lado, hacia adelante me parece bueno proponerse ampliar la idea de artista-curador. Quizás un seguimiento del artista que sale con el nuevo habitante generaría mayor compromiso sobre todo en la selección. Es necesario que el nuevo habitante conozca la genealogía de La Sala y pueda hacer una lectura de la programación. Me parece que este seguimiento aliviaría las necesidades de producción, además formaría un perfil de La Sala mucho más claro.

Lucas Despósito está actualmente becado en la clínica de artes Yungas dirigida por Raúl Flores. Continúa trabajando en gestión y montaje de exposiciones y en proyectos de formación artística. En relación a su obra sigo buscando la posibilidad de realizar obras de sitio específico; con la idea de trabajar en el espacio arquitectónico e institucional como límite y potencia. Se problematiza sobre los materiales que brinda el lugar, que manifiestan las relaciones entre sí como las relaciones con la institución y las interpersonales; los sucesos físicos, los usos y particularidades de los espacios como institución.

.::.. Constanza Chiappini

Proyecto #9: Cantera – Dinamitando el Paisaje de Córdoba

EXPERIENCIA LSQH. Pasar por La Sala que Habito significó para mí una nueva experiencia en el trabajo con la obra en un espacio no convencional en contraposición al del propio taller.Presentó un desafío en cuanto a los materiales a utilizar y las herramientas, a los tiempos del trabajo y la premisa de tener dar un cierre a la obra. En mi caso el trabajo siempre fue de alguna manera descontracturado y en horas nocturnas, por lo cual mudarse a un espacio público y adaptarse a sus horarios fue un primer cambio importante al momento de estructurar un proceso de producción.

PÚBLICO. Por otro lado el espacio en sí enriquecía la experiencia al encontrarse en un punto álgido de circulación de público no especializado. Y si bien los aportes de los visitantes no fueron demasiado constructivos en sí, la instancia de creación de la obra es un punto un tanto oculto en el imaginario de la gente, con lo cual la experiencia acerca al público una instancia que es bastante solitaria y personal.

PROYECCIÓN. Creo que LSQH es una propuesta con mucho potencial y que contribuye al posicionamiento de prácticas del arte contemporáneo dentro del imaginario que el público cordobés tiene construido en torno a ello. Me parece que la resignificación de un lugar como es el Cabildo Histórico le aporta mucho a la tarea del artista de deconstruir ciertos preconceptos que subyacen en torno a la producción artística y lo ayudan a reposicionarse en el campo social.

La obra de Constanza Chiappinidentro de LSQH formó parte de un desarrollo que llevaba 3 años de trabajo. En la actualidad continúa trabajando sobre la misma temática diversificando en las maneras plásticas de abordarla. Además abrió su propia galería de arte, con lo cual complementa su formación desde la gestión cultural especializada en las artes visuales.

.::..DianelaPaloque
Proyecto #10: Entre el espacio y yo no hay nada más que la piel

EXPERIENCIA LSQH. Pasar por la sala significó seguir trabajando con un proceso de producción artística que venía desarrollando, pero esta vez en un espacio público e histórico, me propuse experimentar más, utilizar la sala como taller y a la vez como sala de exposición. De hecho, hoy continúo trabajando y profundizando ese proceso experimental que comencé en la Sala.

PÚBLICO
. En relación al público, en La Sala pude relacionarme con un públicomás heterogéneo, al estar ubicada en un lugar tan céntrico de la ciudad los visitantes que circulaban eran muy variados desde gente especializada en arte, gente que no, turistas, de todas las edades, eso fue muy constructivo y me ayudo a reflexionar, cuestionando el proceso que estaba realizandoa través de esas diferentes miradas, intercambiando ideas.

PROYECCIÓN. Estaría bueno que sigan desarrollándose proyectos que apunten a lo multidisciplinar, interrelacional y colectivo.


.::.. Martín Russo

Proyecto #11: Entrevistas

EXPERIENCIA LSQH. LSQH fue una oportunidad para mostrar el resultado de un proceso creativo centrado en la materialidad de la obra, y el pasaje a una obra construida a través de la comunicación para brindar un conocimiento actualizado sobre la autogestión de determinados artistas y profesionales de Córdoba, incluyendo sus mirada sobre este tema.

PÚBLICO.
En relación a los espectadores ocasionales, si bien no hubo un acercamiento permanente, lo constructivo es que pudieron ser testigos de la existencia de actividad artística en la Sala que Habito,dentro del propio Cabildo de la ciudad.

PROYECCIÓN. Hacia adelante, imagino a La Sala creciendo en todos sus aspectos.

Martín Russoprepara la realización de un mural en la fachada del Centro Cultural Cooperativo Casa Azul de Río Ceballos. Sus entrevistas pueden revisarse en
http://entrevistario.tumblr.com/

.::.. Mariano Grebnicoff

Proyecto #12:La Sala del Deseo

EXPERIENCIA LSQH. Significa una posibilidad de crear y experimentar en un ambiente de libertad, y tiempo dentro del ambiente institucional, en un cónclave histórico y social como representa el Cabildo de la Ciudad, además de la interacción con actores y pares del circuito de producción artístico local.

PÚBLICO. Si bien durante mi transcurso en LSQH circuló pequeña cantidad de gente, algunos curiosos se adentran en la misma, previo permiso, no dato menor, a preguntar que se hace en la misma. La respuesta es alentadora en términos de devolución, con ganas de interaccionar entre experimentador y público. 

Mariano Grebnicoff es, junto a Mercedes Zamar y Samantha Ferro, el último habitante de LSQH a la fecha. Además de su intervención en LSQH, en estos días lleva adelante la preproducción de una incipiente serie de espacios constructivos, idea e implementación fotográfica de los mismos, pensando en la posibilidad de viajar.